El cambio en las elecciones

La semana pasada tuvimos un evento en la Torre Mayor, organizado por las Naciones Unidas para recaudar fondos para los damnificados en Siria, especialmente para aquellos que están sufriendo el sitio de la ciudad de Alepo.

El evento estuvo muy bien organizado y los servicios de catering realmente fueron de primer nivel, ya que hicieron una combinación de cocinas regionales de todo Medio Oriente, mezclando las culturas de todos los países de habla árabe, algo que superó todas mis expectativas.

Hubo también, como signo de amistad entre dos archirrivales (Estados Unidos y Rusia), dos exposiciones de licores, como whiskey americano y vodka ruso, para que todos los invitados disfrutaran algo de estas dos culturas.

En ese momento escuché sobre los nuevos correos que le descubrieron a Hillary Clinton y supe desde ese momento que el curso de las elecciones por la Casa Blanca podría cambiar drásticamente y sorprender a muchas personas, especialmente a los medios de comunicación, quienes desde hace ya tiempo están completamente seguros de los resultados.

Muchos medios de comunicación mundiales han subestimado seriamente al señor Donald Trump desde el inicio de esta contienda electoral entre el partido Republicano y Demócrata, debido a la “infantil manera” en la que el señor Trump estaba utilizando sus medios políticos y debido a la agresividad de su retórica.

Sucede muy seguido a los sistemas bien establecidos, como es el sistema del nuevo orden mundial, el pensar que sus esquemas son infalibles y que los tigres, desde hace mucho tiempo, se encuentran encerrados en sus cuevas, una actitud en parte debida a su enorme arrogancia ante las situaciones de la vida.

elecciones-2012-voting-graphicPor esta razón, es decir, por su tremenda arrogancia, el sistema muchas veces se duerme en sus laureles, aunque hayan visto que las cuevas están ya abiertas y que los tigres han salido de las cavernas, esperando que las reglas establecidas van siempre a proteger al  modo convencional de hacer las cosas.

Son en estos descuidos cuando los tigres entran a la aldea y devoran a toda su gente con suma facilidad, algo que siempre se pudiera haber evitado con cautela, humildad  y acción.

No me canso de decir que nunca hemos de  pensar demasiado poco de nada, ya que un pequeño ratón con rabia puede terminar con toda una aldea y que es cuando duerme la gente que entran los ladrones.

Es verdad que el señor Trump comenzó su campaña con el pie izquierdo y tropezó de una manera casi irreparable tras el primer debate, tanto así que toda la prensa decía que se retiraría del segundo y tercer debate.

Sin embargo, el candidato republicano agarró al toro por los cuernos y no sólo se presentó en los siguientes dos debates, sino que hizo a Hillary verse muy mal en ambos, aunque los jueces le hayan otorgado la victoria a Hillary Clinton.

Como ya he mencionado, recientemente salieron nuevos correos borrados por Hillary, quien bajó la guardia, algo que le puede costar la presidencia y la Casa Blanca.

[ssba]