Carnitas, Al Pastor, Barbacoa

Los mexicanos tenemos muy clara la diferencia entre lo que son las carnitas, los tacos al pastor y la barbacoa.

De hecho, pensar en tacos al pastor para eventos en el DF es una de las opciones más solicitadas para esas reuniones familiares o sociales cuando la reunión es por la tarde y mejor aún por la noche.

Las carnitas y la barbacoa suelen ser ese tipo de platillos que son utilizados dependiendo el lugar.

Si estamos por ejemplo en un pueblo, las carnitas y la barbacoa son platillos estelares para una comilona en una fiesta especial.

En las grandes ciudades se prefiere comer un tanto más de forma familiar y en muchas ocasiones ayuda a compensar una resaca.

Sea como sea, el telón de fondo para beber cerveza se combinaría perfectamente con una festiva fiesta mexicana de tacos.

Para los extranjeros es importante hacerles una aclaración sobre sus diferencias que son muy evidentes para nosotros pero por lo mismo de ciertas traducciones, se pueden confundir.

A continuación vamos a dar cierta claridad a nuestros amigos que nos visitan y esclarecer mejor la “terminología de la carne” que estará en una suculenta tortilla y que le llamamos taco.

Aquí está el desglose de estas carnes mexicanas:

  • Carne asada: Los trozos de ternera a la parrilla (típicamente solomillo o costilla) son marinados y servidos dentro de burritos (cuando la tortilla es de harina) y tacos (terminología generalizada para identificar que la tortilla es de maíz).
  • Carnitas: Es el hombro de cerdo que ha sido sazonado, estofado con manteca de cerdo y hierbas (orégano, mejorana, hojas de laurel, ajo), hasta que esté tierno. Es separado y luego asado hasta que esté ligeramente crujiente. Una vez sazonada la carne se coloca en una tortilla y se hacen los famosos tacos de carnitas. También existen en su versión como “torta” que es cuando la carne se coloca en medio de un bolillo (pan tipo español, abundante en la región).
  • Al pastor: Virutas finas y crujientes de cerdo asado de forma vertical llamada “trompo. La carne está previamente marinada con chiles guajillo y achiote, luego servidas en tortillas. El nombre de “pastor” tiene sus orígenes al nombre dado a los comerciantes libaneses que emigraron a la Ciudad de México a principios del siglo XX, trayendo el concepto de shawarma con ellos.
  • Cochinita pibil: La cochinita es la pechuga u hombro de cerdo que es marinado en cítricos con achiote, luego envuelto en hojas de plátano y asado. Históricamente, la carne es enterrada en un hoyo con un fuego en el fondo previamente instalado.
  • Barbacoa: Tradicionalmente se utiliza la mejilla de vaca y la cabeza las cuales se cubren con hojas de la planta de maguey, luego se cocinan lentamente sobre un fuego de leña en un hoyo en el suelo.

Estas carnes y sus descripciones, obviamente son “a grandes rasgos”. La preparación de cada una de estas carnes requiere de una persona que tenga cierto conocimiento y destreza ya que entre más se conoce de su forma de cocinar, mucho mejor sabrá la carne.

Estas son carnes de las más buscadas, preparadas y vendidas en casi cualquier esquina de la gran ciudad, las cuales tienen todo una historia culinaria que las precede.

Y lo mejor de lo mejor… todas ellas son deliciosas en su estilo. ¡Buen Provecho!

[ssba]